27 enero 2006

El baño ajeno

Por: Polakín.

¡Incómodo! Bueno, digo difícil. Una de las cosas que más evito es hacer caca en casas ajenas. O sea, voy al hecho de que no hay nada mejor que mandarse una cagaita en el hogar, en la casa, en tu water, con tus revistas, tus libros, con tu música, con tu confort, con todo lo necesario para obrar sin reproches.

Yo personalmente me he tenido que contener varias veces porque las condiciones para cagar no están dadas. Cosas como la ventilación, aislamiento sonoro y tiempo, son factores considerables.

Sólo con amistades de mucha confianza, familiares y cuestiones así me he atrevido a chantar una buena cagá, aunque por lo general son cagaditas tímidas, cagaditas de mentira. ¿Han sentido como se les cohibe el surullo?

Mala onda la hueá. Sin embargo, y para la pesadilla de todos, hay veces en que los intestinos -¿y el destino?- nos juegan en contra.

Conozco a alguien que en su juventud pasó por algo que a mi parecer es traumante. El hombre fue a almorzar a casa de los papás de su polola -o sea, ni siquiera tus ¡suegros! ¡no, no! ¡los viejos de tu polola!- y sí weón, tal como imaginai, le vino un ataque de caca de esos que te hacen decir "¡aaaah sí, que buena!" a cualquier cosa que te hablen, con tal de no perder la concentración en el esfinter, que en esos momentos pareciera tener vida propia.

Resumiendo... el hueón fue a cagar. Sí, es penca porque aunque tu no digai "ay, voy al baño" igual todos cachan que fuiste a cagar. Todos.

La cosa es que se mandó una cagá rápida pero poderosa, de esas donde tratai en lo posible de que salga más volumen de caca por segundo, haciendo presión fuerte por periodos cortos, apostando a la rapidez y arriesgando en emisión de ruido. Pues bien, hasta ahí todo bien dentro de lo que es esta peligrosa maniobra.

Luego de levantarse y limpiarse, todos nuestros miedos se materializaron cuando éste hueón tiró la cadena. Son cosas del destino, quizás de gravedad, quizá de la luna, o de temperatura, quizá algún mojón con inteligencia artificial o también pudo ser, no sé, ¿mala cuea? Cosas que pasan... lamentablemente, nada, pero nada se fue. Todo el contenido de la cagada quedó flotando ahí, dando vueltas y de algún modo riéndose de él. La angústia de ver como todo seguía ahí desafiando a la razón, paralizó a mi amigo -según me contaba él-, sintió que algo helado le presionaba el cuello, que las manos le transpiraban y que su humanidad no debía estar ahí.

Precisamente esas sensaciones de presión lo hicieron reaccionar de manera equivocada. Luego de buscar con la vista un sopapo y pensar algunas mílesimas de segundo en lo que haría, decidió... y, ¡ay señor! Decidió... tirar la cadena nuevamente ¡mientras aún nadaban de espalda los mojones!

Pasmado y en estado de shock -como quien ve el accidente de un ser querido-, vió como el agua subía y subía, amenazando con revalsarse, ¡y claro!, un par de segudos después fue testigo en vivo y en directo de como el agua salía del water del baño de la casa de los viejos de su polola, que tan amablemente lo habían invitado a comer esa tarde. El agua con caca -y pichí- salió del water, se esparció por el baño y logró atravesar los límites sagrados del baño, mojando lento pero seguro, la alfombra que existía a las afueras de la puerta. Para mala suerte, también un pedazo de mierda cayó al suelo, junto con su dignidad. Para él, el mundo se había acabado, sólo existía su problema, él y su ahueonamiento.

Ya sabiendo este desgraciado que la había cagado, ¡si claro!, la había recagado, asumió las responsabilidades ahí mismo y determinó con hombría que no podía dejar los demás restos flotando a carcajadas. Pensó entonces en destapar como sea ese agujero, así que como el más hombre de los hombres, -pero con puchero- se aguantó el asco y rápidamente se arremangó la manga -valga la puta redundancia- de la camisa y... si weón, sí. Ehm... sí. Quizás el señor Gadget hubiese sacado un brazo sopapo para tal situación, pero acá, nuestro malogrado personaje sólo contaba con su santo brazo, para destapar el desagüe, y hacer justicia.

El brazo sopapo, ¡madre mía, sirvió! El agua comenzó a bajar lentamente. Se lavó el brazo mientras ya le preguntaban desde afuera que es lo que había sucedido. Recogió con papel lo que quedó en el suelo e intentó secar un poco el agua y el pichí, salió del baño explicando la situación y de algún modo, seguía vivo, ahí parado afuera, mirando la cagá que había dejado en -repito- el baño de la casa de los viejos de su polola, que tan amablemente lo habían invitado a comer esa tarde.

No se asusten, un par de años después el muchacho se casó con aquella polola y también tuvieron una linda hija. Así que si les pasa algo como esto, -cosa que dudo- no se desmoralicen pensando que su relación ya cagó. De todos modos yo en lo personal seguiré evitando cagar en hogares ajenos, donde pesadillas como ésta pudiesen ocurrir.

Viva nuestro baño, lugar sagrado.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

que erí maricón hueón... te dije que no la contaras!!! >:|

Anónimo dijo...

Estoy absolutamente de acuerdo con lo dicho. Sin embargo, este es un tema que debemos superar. Porque tarde o temprano, nuestros propios y futuros mojones nos van a traicionar.
Y es inevitable, porque cuando tenemos problemas al estomago nos cuidamos de lunes a jueves. Pero el Viernes....ayyy, el Viernes.... Al cuarto sorbo de un ron (segundo sorbo si es un Silver), nuestro estomago reclama. Y con justa razon. Lo malo es que no da oportunidades, cometiste un error y él te castigará. Cuarto sorbo, sonajera de guata, y hay que buscar una solucion... el baño ajeno.
Y por esas casualidades de la vida, solo en tu casa logras ese mojon perfecto, tamaño normal, contextura normal, incluso, el confort ni se ensucia por el "perfect" que acabas de lograr. Pero eso no sucede en el espacio exterior. El olor sera insoportable, ocuparas metros y metros de confort, puede ser que tires dos o tres veces la cadena, etc. Todo lo que te imagines pasará.
Por lo tanto, asumamos nuestra realidad. Que no nos de verguenza cagar afuera, los baños se hicieron para eso. Bueno, hay que aplicar criterio tb po...

En fin, de tanto hablar de este tema, y considerando que almorce hace 1 hora, sabrán cual es el siguiente paso. Y cagar en la oficina, con 6 baños ocupados, todos cagando al unisono, eso si que es desagradable.

Brunildo

sicki dijo...

Y pensar que todo se solucionaría si fuéramos como los perros que cagan en cualquier parte.

Pasa por andar domesticando la animalidad.

Cabrita Odiosa dijo...

Nunca he tenido ese problema, soy una sinvergüenza a la hora de la evacuación de fluídos...Como si la gente no cagara!

Eso sí, antes de sentarte en el water hay que hacer un test de la cadena, o sea...Hacer como que la vai a tirar, si esta hace presión podí sentarte tranquila, si la cadena pasa en banda...Ay, aguantate guatita!



Ya, Chao.

Anónimo dijo...

yo le hago un llamado a los arquitectos... como tan weones pa poner los baños de visita PEGADOS al comedor o al living??? ... es de lo peor ir a una casa ajena, y pedir el baño... te tay tirando peos y todos escuchan!!! ...

Por favor, sres. arquitectos... mas vivitos!!

Gracias

Erin dijo...

Bueno, y también fijarse si hay papel higiénico...
Así como pa completar el testeo del que habla la cabrita odiosa.
;D

Y eso, hay una canción de los chancho que se llama, eh, calmao... Del porque se cohibe el ano en casa'jena (XD!) le queda bien a la lectura.

karolinda dijo...

leyendo tb me acordé de la canción de los chancho...y me dí la paja de buscar la letra

Odio ocupar el baño en casa´jena
Nada se compara al obrar en el hogar
Pobre del ano que esta sentado
Donde nunca antes lo ha estado
Por los nervios suena mucho mas que antes
A volumenes desorbitantes,
Pero lo peor te juro lo peor
Que en plena digestión entra la dueña de casa
Y te pilla infragante…créeme no es nada de elegante
Odio ocupar el baño en casa´jena
Nada se compara al obrar en el hogar
odio ocupar el baño en casa´jena
nada se compara al obrar en el hogar
El humano en la tierra lleva tres mil años
Aún le avergüenza ir al baño agravantes son
Que en baño ajeno queda poco confort,
El olor te delata
Sobre todo si estas enfermo de la guata
Mijito cierre bien la puertita
No ve que me asusta a las visitas
Lo peor es hacer en un bus,
Lo peor es hacer sin luz,
Lo peor es después de acabar no tener con que limpiar
Odio ocupar el baño en casa´jena
Nada se compara al obrar en el hogar
Odio ocupar el baño en casa´jena
Nada se compara al obrar en el hogar

A todo el oyente propongo lo siguiente
Disfrutar el acto natural ,
Tanto dentro como fuera del núcleo familiar
El olor es lindo hay que acostumbrarse
Lee tus revistas para relajarte.
Disculpe señora si soy ordinario solo le canto lo que hacemos a diario
Lo peor es hacer en un bus
Lo peor es hacer sin luz
Lo peor es después de acabar no tener con que limpiar
Lo peor es hacer en un bus, lo peor es hacer sin luz,
Lo peor es después de acabar no tener con que limpiar
Casa´jena…abro la llave para que no suene
Baño hogar…leo mis revistas favoritas
Casa´jena…gasto todo el spray
Baño hogar…es mi relax total
Chico…de que ha servido tu sacrificio
Chico…de que ha servido
Pobre del ano que esta sentado
Donde nunca antes lo ha estado,
Por los nervios suena mucho mas que antes
A volumenes desorbitantes,
Pero lo peor te juro lo peor
Que en plena digestion
Entra la dueña de casa y te pilla infragante…
Créeme no es nada de elegante
Odio ocupar el baño en casa´jena
Nada se compara al obrar en el hogar

Matilde "La Maga" Avellaneda dijo...

Jaja que wena!, ke lata además en circunstancias así tipico ke uno kiere cagar del puro miedo. Yo no cago en un baño ke no sea el mio, donde estan mis microbios y mis olores, nika en otro. Por eso condicioné mi wata pa ke haga caca antes de irme al trabajo :) y así cago antes de irme y llegando a al casa :)

Lil dijo...

Me muero de la risa, estamos en mayo 2007 y aún me estoy riendo

Anónimo dijo...

si la caga quedo cuando diste la cadena de nuevo. jasjajjajaja

Anónimo dijo...

Alucinante relato!

De lo mejor que leí en mucho tiempo!

:)

Anónimo dijo...

A mi me ha pasado apenas la semana pasada, hicimos una reunión con cervezas dos amigos y yo, estabamos en el apartamento de uno de ellos q apenas habia conocido unos dias antes, veniamos de jugar soccer y después pasamos a comer, bueno comí demasiado asado de carne estaba que reventaba, cuando estabamos en casa de mi amigo me entraron unas ganas desesperadas de cagar, ya tenia q salir todo lo que habia cenado una noche antes ademas de las palomitas de maiz que debore en la funcion de cine con mi novia esa misma mañana, la cena que exigia salir incluia lo mas común aca en Mexico los tacos y el pozole (sopa de maiz y carne), me comi como 5 tacos y un plato de pozole la noche anterior. Le dije a mis dos amigos que tenia que entrar a orinar (no podia confesarles las ganas tan intensas de cagar q me dieron de pronto, una ganas tan intensas como solo un par de veces me habian dado en la vida) entre al unico baño que tenia la casa; y de pronto estaba alli sentado en el WC con mi perfecto uniforme de futbol soccer del madrid, calcetas largas, canilleras y zapatillas de tacos adidas, tenia la oportunidad de realizar tan humillante pero placentero acto de saciar esta necesidad fisiologica que me dominaba, mientras afloje el esfinter me deje llevar, disfrute el penoso acto de cagar, volvi a disfrutar por el culo los mismos alimentos que disfrute comiendolos hasta saciarme horas antes, no pude evitar sentirme muy apenado al saber que hay mucha gente que come las raciones justas y que yo en cambio comia en exceso hasta saciarme las tres veces al dia y que la gran cagada que estaba realizando era excesiva, mientras sentia cada centimetro de cagada recorrer mi culo me sentia mas y mas hedonista, pagando el precio del disfrute del exceso con el goce humillante de defecar lo mucho que habia deborado, si alguien escucho los ruidos de mi evacuacion se hubiera percatado inequivocamente de que yo habia caido en el exceso del buen comer, de alimentarse con singular abuso, de deborar grandes cantidades de alimento sin importar lo poco que puede llegar a comer otra persona. Al finalizar me percate de mi gran obra, el olor era insoportable, la cagada era verdaderamente enorme, no era humana, por cantidad parecia haber sido lo acumulado de la cagada abundante de tres personas, me senti apenado de ver semejante obra, aguada pero solida, de un color cafe tirandole a claro y que la montaña era tan alta que la parte superior ya no la alcanzaba a cubrir el agua del water, iba a ser el movimiento perfecto porque ademas apenas me tomo unos segundos y mis amigos iban a creer perfectamente que habia entrado a orinar, cuando por fin tiro de la cadena para terminar con eso me percato horrorizado que no salio una gota de agua, en todo el cuarto de baño no habia una gota de agua. Para no entrar en mas detalles cuando sali ya habian llegado dos amigas y dos amigos mas. Todos los presentes se acabaron enterando de que habia dado una cagada historica vestido con mi maravilloso uniforme de futbol con medias blancas hasta las rodillas y que mi amigo el dueño de la casa tuvo que conseguir varias cubetas de agua porque la cagada no se lograba ir, tuvimos que destapar el baño con una bomba finalmente despues de tratar con varias cubetadas de agua q traiamos de la calle.