28 setiembre 2010

Humillados hasta llorar


Por: Enrikín.

Una de las experiencias más indignas por las que puede pasar un hombre es cagarse hasta el cuello en un lugar público. La historia que les voy a contar sucedió en un pueblito perdido del sur. Pero también pudo haber ocurrido en la zona central o en el norte. La cosa es que ha pasado de boca en boca por años.
Sin embargo, este humilde servidor obtuvo una versión de primera fuente. Es decir, de alguien que aquella nefasta noche estuvo presente en el sitio del suceso. Los hechos acaecieron una madrugada de semana, cuando los prostíbulos de pueblitos son menos visitados. Fue una noche fresca de verano. Los susodichos eran viejos amigos de parranda, que andaban celebrando un negocio que les había resultado.
Antes de visitar el mejor lenocinio del lugar, los dos protagonistas, que vamos a identificar como Lucho y Víctor, se zamparon una pulmai (curanto en olla) con todo lo que lleva, carne de cerdo, pollo, mariscos, pescado, chapaleles, milcaos, etc. Todo lo anterior adornado con flecos como vinito tinto y del otro, pebre cuchareao, ensaladas, el caldo del cocimiento. En fin, sus estómagos quedaron tan llenos de comida.
Lucho y Víctor eran asiduos al lugar nocturno, por lo que gozaban de algunos privilegios de cliente frecuente.
Estaban de lo mejor, acompañados por cuatro chicas voluptuosas y emparentadas de forma directa con Bob Esponja, las chiquillas tenían más sed que pirata con diabetes.
Cuento corto, nuestros comensales tomaban como que el mundo se iba a acabar. Luego de varios bailes movidos a Luchito le vinieron lo retortijones, por lo que disimuladamente pidió a una meretriz un baño que no sea público.
Con la convicción que se lo iba a llevar a las habitaciones luego del baño, la muchachas lo guió a un servicio que ocupaban ellas. Nuestro ebrio amigo le dijo que se iba a demorar un poco. Así que la niña se volvió a la mesa.
Se le venía la noche a nuestro héroe. Para empezar el lugar no tenía luz, así que empezó a buscar la taza con un encendedor. Al mismo tiempo se da cuenta que no hay papel, que hay un par de zurullos flotando en el váter, además no había agua en el estanque. O sea, todo mal.
El tipo no aguantaba el vendaval de mierda que se venía, así que trató de pensar rápido y vio la tina de baño. Dio el agua y se acomodó con los pantalones abajo para poder evacuar todo. Algunos sólidos deben haber tapado el desagüe, por lo que se empezó acumular caca y el vital elemento. Pero lo peor estaba por venir. En cosa de segundos su amigo entra muy compungido al lugar.

-¿Estás ahí weón?
-Si, estoy cagando en la tina porque la taza está mala.

Ese fue el breve diálogo y acto seguido el segundo cagador pierde el equilibrio por su estado etílico y la oscuridad. Se va encima de su amigote. Cuando ambos están en la tina sobre esa asquerosa mezcla, el cagador 2 suelta su esfínter. Sin contemplación se caga y se mea sobre el evacuador 1.
Dentro de la borrachera se empiezan a revolcar en la tina para tratar de pararse, pero los pantalones a media asta impedían que se puedan incorporar. Cuando ya estaban completamente cubiertos de mierda aparecen dos de las chicas.
Como todo lugar de dudosa reputación, el sistema de la luz tenía una maña. Las chicas alumbraron el baño, pero ipso facto salen corriendo con el buitre en la boca al ver semejante escena. Avisan a los “ayudantes” (dos matones y un fletito) y la tía les dice que busquen la alfombra vieja que hay en la bodega.
Nuestros contertulio aún no salían de la tina cuando llegan los otros tipos con la alfombra, se la ponen encima y los envuelven cual lulo de tamaño familiar. Entre los tres los llevaron hasta la puerta principal y fueron lanzados a la calle tal cual.
El testigo que me relató la triste historia dice que los vio en la calle cuando se incorporaban de tan humillante acto. Ambos lloraban mientras trataban de subirse los pantalones y se limpiaban como reflejo condicionado. Estaban cubiertos de mierda. Según cuentan, Luchito y Vitoco jamás volvieron al lugar.

03 junio 2010

Se queda sin papel higiénico y lo resuelve gracias a Twitter

¿Para qué sirven las redes sociales? Entre otras cosas, para esto. Un japonés demostró la efectividad de estar conectado.

Si sirven o no. Si la gente pasa más tiempo en la vida online que en la vida real. Si se trata de una democratización de la palabra o de un simple fenómeno de exposición. Lo cierto es que un japonés –conocido en la red social Twitter como @Naika_Tei -pudo responder todas esas preguntas con un simple mensaje de menos de 140 caracteres. En el baño de un negocio, el hombre se encontró en una cotidiana pero siempre intrincada situación: la falta de papel higiénico. Así fue como, celular mediante, decidió enviar un mensaje a la twittósfera y solicitó ayuda.

Veinte minutos después, los escasos caracteres resultaron eficientes y el hombre abandonaba el local con la frente en alto. No contento con la situación, el joven decidió subir, además, una imagen en la que se podía ver el rollo del papel terminado.

Hoy, “Naike” se convirtió en una celebridad de la red social y tuvo que cambiar su idioma para poder hacerle frente a la cantidad de mensajes en inglés que recibía.

Fuente: Minutouno.com

27 mayo 2010

¿Por qué a veces flota y otras veces no?


Por: Polakín.

Tiempo atrás me detuve a pensar en ello y nunca más lo recordé como para averiguarlo. Ahora que ya estamos acá discutiendo de caca quería conversarlo con todos ¿Por qué a veces la caca flota y otras veces no flota?

Creo que todos nos hemos dado cuenta que luego de levantar nuestro poto del trono los surullos -siempre que estén sólidos claro está- pueden estar flotando, es decir, a nivel del agua o pueden encontrarse al fondo del tazón del váter. Debe existir una razón por la que esto sucede y he de imaginar que alguna de las opciones refleja más salud que la otra. Esto se extrapola del viejo adagio ese que versa: Dime lo que comes y te diré como cagas.

Por lo que pude pillar en la internet, muchos coinciden en que la cantidad de grasas que consumimos afectan la densidad de nuestras fecas, haciendo la relación de: Más grasa es igual a mojón menos denso que resulta en un mojón que flota. Menos grasa es igual a mojón más denso que resulta en un mojón que no flota. En lo que no hay acuerdo es en si esto de que floten es positivo o negativo como señal de algún problema gástrico.

Entonces amigos y amigas, si tienen conocimiento certero de esto por favor cuéntennos. Si tienen a quien consultar, algún amigo especialista o precisamente dentro de poco irán a un especialista, por favor pregunten. Quizás algún médico de incluso medicina general debe saberlo.

Gracias todos por la ayuda, tengo plena fe en que gracias a ustedes pronto sabremos algo más de la caca que flota.

20 mayo 2010

Cultura de baño público


Por: Enrikín.

“En el WC el Papa y el mendigo son iguales” leí alguna vez en un baño de una universidad. Ese es sólo un ejemplo de los millones de graffitis que adornan los servicios higiénicos alrededor del mundo. Es como que sí las personas se inspiraran al momento de ir a cagar o mear.

“Cagar da gusto, oler molesta… no seas maricón y tira la cadena”. Si hasta poeta se pone la gente. No cabe duda que estar en el baño es una gran fuente de inspiración popular. Incluso a niveles académicos, como el famoso: “Dios ha muerto: Nietzche”, que tuvo como senda respuesta “Nietzche ha muerto: Dios” en un baño de la Universidad de Berkeley.

De hecho, si andas con un lápiz y entras al migitorio de algún cuchitril, vez la famosa lista de “póngale nombre al pico…” nadie, pero absolutamente nadie se resiste a poner “chimpandolfo”, por ejemplo.

Así, como leen, en los sanitarios públicos puedes ser poeta, filósofo, cómico, genio, cuentista, cuentero, en fin puedes escribir lo que sea y pasar a la inmortalidad anónimamente, porque si eres ingenioso/a, no te quepa la menor duda que tu escrito lo van a replicar en otro lugar.

Aquí les dejo algunos que he visto por andar cagando y mixionando en muchos lugares:

  • Todo el mundo puede mear en el suelo. Sé un héroe: mea en el techo...

  • Si eres malabarista y titiritero, toca con la punta del pico este letrero.

  • El mundo es una barca, firmado: Calderón de la Mierda.

  • Mil millones de moscas no pueden equivocarse: come mierda

  • El baño no es tobogán, ni tampoco sube y baja. El baño es para cagar y no para hacerse la paja.

Incluso se puede ser revolucionario/a, político/a, terrorista, periodista, etc. Los servicios públicos siempre van a estar ahí, para generar cultura, no importa que sea soez, pues lo importante es que siempre va a ser un aporte a la humanidad.

13 mayo 2010

El rico cagar

Por: Polakín.

No recuerdo que hayamos hecho mención a algo tan simple como esa cagá ordinaria del diario vivir que muchas veces nos resulta indispensable para continuar con cualquier tipo de labores.

¿Qué hay con el rico cagar? ¿En qué se nos ha ido? A mi se me vienen a la mente esas veces que después de una deliciosa comida y un posterior descanso, te diriges al baño más cercano, muchas veces el de tu casa, te sobas la guatita y piensas en el ratito que se te viene. Buscas por ahí una revista o el diario gratuito del día o de otros días y ya. Sentado evacuas de forma expedita, limpia y sin apuros. Cagas de una forma en que te sientes más sano, te sientes cumpliendo con la norma biológica de expulsar excremento, te sientes más puro.

Que rico es que nadie te moleste, que no haya nada urgente que hacer después, o que rico es cagar antes de ducharte. Hay gente que sólo puede cagar en pelota, que debe sacarse toda la ropa para gozar plenamente con la tarea.

Imagínense a esos pobres seres en sus trabajos. También están los que no disfrutan una cagada si después no se lavan, es decir, que el papel higiénico les parece insuficiente aún cuando se trate de esperar hasta llegar a su casa para lavarse la raja. Conozco gente que para cagar apaga la luz, por lo que prefiere hacerlo a oscuras. Evidentemente que luego la encienden para limpiarse.

La idea sería que todos podamos tener más cagadas satisfactorias que las frustantes. Que cuando vayamos al baño salgamos conformes pensando que lo hicimos bien y eliminamos de nuestro cuerpo todo lo que correspondía eliminar. Coman bien amigos y amigas mías. Cuídense.

¡Y bienvenidos al Blog nuevamente!

Nota del Editor: Queridos/as y respetados/as lectores/as, hemos retomado la actualización de nuestro blog con el objetivo de continuar con nuestra coprolálica pasión literaria, que no tiene otra finalidad (humildemente hablando) que tratar de entretenerlos/as. Esperamos sus opiniones y críticas. Mas, no aceptamos ofensas porque creemos que nosotros no denostamos a nadie.

30 marzo 2010

!Estamos de vuelta!

Estamos escribiendo de nuevo...

Estamos editando de nuevo...

Estamos... ¡cagando de nuevo!

Pronto queridos amigos.

08 octubre 2009

"Chile pasao a caca"

Por: Enrikín.


Después de tanto tiempo sin escribir historias y anécdotas relacionados a la belleza de cagar, me entró un bichito de reflexión en la cabeza y la verdad es que no pude dejar de pensar acerca de esa reverenda huevada que se le ocurrió a algún creativo del gobierno, me refiero a el "quiltro bicentenario".
Primero que todo, les informo que me importa una raja lo que piense esa gente ociosa que se autodenomina "amantes de los animales". Si tanto quieren a los perros vagos llévenselos a sus casas. En fin.
La cosa es que los perros vagos son un problema grave en la mayoría de las ciudades chilenas, por ejemplo, en lugares donde llueve mucho las plastas de mierda se mantienen frescas varios días y cuando sale el sol, les encargo el olor a caca en el aire o ¿Quién no ha ido a caminar un día bonito a alguno de los tantos parques capitalinos? Claro, vas caminando un fomingo en la tarde, todo en paz y felicidad, los pololos en el pasto, los viejitos en los escaños leyendo el diario y las viejas guatonas paseando al poodle.
Vas como ahueonao por a vida, cuado de pronto ¡PAF! la pulenta plasta de mierda en uno de tus pies. Obviamente, el instinto te lleva a limpiar la suela en el césped y sigues desparramando mierda donde mañana se van sentar otros torolitos a pololear y así se forma el círculo vicioso de los parques pasaos a caca.
Otro ejercicio. Vas a un pueblito equis de Chile, caminas por alguna callecita de una población y te doy firmado que en una cuadra hay más de 3 mojones de quiltros, sí sí, esos bichos juguetones que persiguen autos y ladran a los mendigos, pero puta que contaminan.
Ahora, me imagino al gringo que llega a Chile y se empareja con la autóctona rica y tetona. Cuando el foráneo ya ha aprendido algo del idioma, se esfuerza y quiere aprender más, por lo que compra los diarios más pulentos y chilenos, la Cuarta y Lun.
¿Se imaginan a un suizo preguntando a su novia chilena por esa huevada del bicentenario?

-Gringo: ¿Vero que querer decir "quiltrou"?
-Novia: ¿Quiltro? son los perritos vagos mi amor, esos que andan en las calles.
-G: ¡Ah! por esou ser tan hedioundas las calles. En Suiza no haber perrous en las calles.
-N: Pero cómo ¿no entran perritos a los estadios, no se meten a los desfiles, no andan perritos persiguiendo autos? que fome.
-G: Claro, ser fome Suiza, pero ser un país limpio y muy visitado por turistas de todo el mundou.

¿Se entiende hacia dónde voy? espero que sí, porque la verdad si hay algo que me molesta es la suciedad de los pueblos chilenos. Sin ir más lejos, hace algún tiempo se armó una polémica porque algunos argentinos habrían dicho que Viña del Mar era una ciudad hedionda a mierda. Las autoridades salieron al paso diciendo que Viña era linda y limpia. Si claro, pero ¡¡¡PASA A CACA!!! es verdad, salgan a caminar por las calles del centro de viña y cada 50 van a sentir olor a mierda de perro.
Ahora, después de esta reflexión ¿no les parece estúpido eso del quiltro bicentenario? ¿las autoridades no se dan cuenta que los perros vagos son un problema de salud ambiental? ¿el chileno común no se da cuenta que es molesto y deja un pésima imagen país que anden jaurías de perros vagos en casi todas las ciudades?
¿Quiltro Bicentenario? ¡¡mis bolas!!

15 agosto 2009

Cagadas, cagaditas, churretes y otros…

Por: Enrikín

Los diversos estados del sistema gástrico marcan nuestro ánimo, salud mental y de la otra. El nerviosismo quizás es uno de los momentos más difíciles de vivir, sobre todo cuando el maldito humano no tiene ese control que algunos llaman temple. Y claro, es sólo cosa de minutos para que la reacción de los intestinos nos juegue una mala pasada y se venga el vendaval de mierda. Ni hablar de tomar tragullos con o de leche o cremas ¡puaj! de sólo pensarlo me dan ganas de usar pañales.

A veces el nerviosismo es incontrolable y prácticamente no hay forma de manejar el llamado “autocontrol”. Como fue el caso del periodista que estaba despachando en medio de una balacera y cuando todo terminó se dio cuenta que se había cagado hasta el cuello.

Cambiando radicalmente de estado, pero no de tema, creo que uno de los peores debe ser el de la sensación que no te deja expulsar nada sólido de tu cuerpo. Personalmente no recuerdo que haya tenido el problema, pero sé que mucha gente lo sufre y me imagino debe ser espantoso que te den ganas de cagar, vayas al baño y el nudo de globo no hace ni un puchero. Espero no me suceda nunca. Por cierto, si tienen algún dato de cómo solucionar este problemita por favor postearlo, muchas/os se lo agradecerán. He escuchado que gente se muere por estreñimiento ¿será cierto?

En este momento pensarán ¿por qué este sujeto esta escribiendo sobre los diferentes estados que puedan provocar una rápida sentada en el ídolo de loza? Bien, la respuesta es simple. Dentro del bombardeo de información acerca de la prevención de la gripe AH1N1, en todos los medios se ha destacado que una de las cosas más importante es la HIGIENE.

Tras analizar un poco el tema me dije que la higiene no sólo es importante para prevenir gripes, sino que muchas otras enfermedades. Por ejemplo, recordé un programa de TV donde reporteaban de lo cochino que eran los moteles, incluso ni siquiera se salvaban los hoteles 5 estrellas. En el informativo una cuica y culijunta reportera nunca usó las palabritas caca o mierda y eso que en la TV chilena de hoy son suavecitas. En fin.

Ahí me cayó la teja que debe haber mucha gente que cuando va al baño no se debe lavar las manos y por muy limpio/a que pueda pensar que es, siempre quedan restos de caquita en las manos y/o ropa, esta se va depositando en aparatos y utensilios que se usan a diario. Luego vienen las infecciones, enfermedades y una serie de cochinadas más.

Por todo lo anterior es que la idea de este humilde posteo es aconsejarles que se laven bien las manitos luego de cada cagada. Incluso les recomiendo que lo hagan con los pantalones abajo, debido a que si nos ponemos en el caso que puedan quedar restos de mierda en las manos vamos a ensuciar la ropa al tratar de acomodarla nuevamente. También es muy importante mantener siempre las uñas cortas y fijarse si en negocios de comida, quienes atienden las mantienen así. Cuando nos zampamos un rico completo nadie piensa si el "maestro" se lavó o no las manos o si antes de hacer un sanguche se rascó el chico.

Asimismo, como en más de alguna de mis historias anteriores he confesando mi cariño por el bidé (aparato en vías de extinción), si ven uno en el baño y les consta que el lugar es limpio no duden en usarlo. No hay nada mejor que limpiarse bien el culo después del depósito, especialmente si es con agüita y jabón. A veces la consistencia de la mierda (esa que es como plastilina) deja la sensación que en vez de limpiar, la mierda quedó embetunada por todo el culo, como carita de cabro chico comiendo chocolate un día de calor.

Bueno mis queridas/os lectoras/es este ha sido un aporte más de su siempre higiénico bloggero. Además quería salirme un rato de tanto homenaje al rey de los pedófilos, que por estos días parece que lo único que importa es que cantó y bailó, el resto mejor se olvida, pero así es el humano, una mierda de ser, que le vamos a hacer.

08 julio 2009

Para leer mientras te sientas

Aspecto de la primera novela impresa en un rollo de papel higiénico que en Japón ha vendido ya 80.000 ejemplares tras un mes en el mercado, por lo que está cerca de convertirse en "best-seller". La novela "Drop" (gota, en español) del famoso escritor nipón Koji Suzuki, cuenta una historia de terror psicológico que transcurre entre las cuatro paredes de un pequeño baño japonés y dura exactamente 88 centímetros de papel, por lo que en cada rollo se repite 34 veces, y cuesta 1,6 euros.

Fuente: 20minutos.es

28 octubre 2008

Gracias al Ciruelax

Enviado por: Anónimo.

Hace cuatro días que no podia evacuar, pero una amiga me dijo que tomara ciruelax y le hice caso. La cajita decía: una cápsula al acostarse y resultados al levantarse. Me la tomé a las 23.00 y en la mañana desperté a las diez. Me levanté y nada: "Ya va a funcionar" pensé y seguí con mi vida normal.

A las 15.00 salí con mi pololo, derrepente siento un horrible dolor de estómago, pero pensé que no era nada grave, hasta que se me empiezan a salir unos gases. Acto seguido mi pololo me abraza fuerte y comencé a sentir que la punta del mojón ya iba saliendo. Cuando pensaba en qué iba a hacer, mi pololo me dice:

- Vamos a mi casita! no hay nadie alli!!-

Yo me sentí contenta, total como no iba a haber nadie llegando a su a su casa le pediría su baño ¡y listo!

Cuando llegamos abrió la puerta, entré a su living y mientras él me servía algo de beber yo partí al baño lo más rápido que pude. Cerré la puerta, me senté en el WC, rápidamente se cayeron unos gases, luego vinieron los pujidos y gemidos. Una vez terminada la obra dispuse a pararme, pero me vienen mas ganas de seguir cagando. Seguí tranquila y muy relajada cuando mi pololo golpea a la puerta y me dice:

-Mi amor ya lleva 20 minutos adentro ¿que está haciendo?

Y yo le digo que me estaba refrescando un poco, pero el responde:
-¿Cómo? si está cortada el agua.
Me viene el pánico ¿qué iba a hacer yo? Derrepente en la ducha veo como una bolsita colgando, la tomé con cuidado y con un guante de esos para hacer aseo metí adentro todo el contenido del water, y la dejé donde estaba. Me pinté los labios y me eché perfume. Salí y tuve una muy placentera tarde, jojo...

Al otro día estaban en su casa la mamá y su hermanita de 6 años, la señora lleva a la niñita al cuarto de baño y me pide a mi que la duche porque ella tiene que salir, me dijo:

-Toma, aqui esta su gorra de baño.

La miro y horrorizada veo que es la ¡¡"bolsita" del dia anterior!! fue el peor oso de mi vida, todo gracias a ¡¡ciruelax!!.

PS: Esta entretenida anécdota llegó a nuestro correo. No le hicimos mayores cambios, sólo nos metimos en la redacción y ortografía. Por cierto, con mi socio Polakín no tenemos idea lo que nuestra colaboradora quiso decir con OSO. Igual cochina la loca, con todo respeto eso sí jaja.