01 mayo 2007

Estai rica pero ya me cago

Por: Polakín.

La cuestión es bien simple queridos lectores, en la vida hay cosas que no se deben mezclar, como por ejemplo el amor y el trabajo, los negocios y la familia o el fútbol y las mujeres. Así mismo compañeros ¡no se debe mezclar digestión con sexo!

El escenario es el siguiente: Linda muchacha, interesante, mina total y al parecer creyendo todo lo que digo. El día y el ambiente eran perfectos. Sábado, calculo unos 23º grados siendo las 22 horas, cielo despejado y una brisa tibia en la calle que nos recuerda el verano. Yo no dejaba de mirar el escote de su polera como un león hambriento mira su presa.

Transcurriendo los minutos decidí que fuesemos a beber algo y hacer algunos picoteos en un pub de por ahí. A la minita la conozco desde hace un tiempo y ya está claro que tenemos onda. Hemos tenido algunos encuentros delicados, pero hasta ahora nada reproductivo, digo, productivo (jojo).

Con tres roncolas ya estoy en onda y ella con dos caipiriñas me cuenta que alguna vez tuvo una verruga en un cachete. Con ese tipo de confidencias ya cacho que estamos a otro nivel, que estamos en confianza y podemos dar el siguiente paso. Estabamos al nivel de decir poto sin ponernos colorados.

Mientras conversábamos unos puchos para terminar lo que quedaba en los fríos vasos, unas puntadas al lado de mi ombliguito pelúo comenzaron a ponerme tenso. Ya se suponía que nos iríamos a lo oscurito y no podía echar pie atrás ahora que me iba a tocar.

Me excuso para ir al baño y allá aflojé algunos peitos, salieron solitos y sin dejar rastros (recuerden que no hay que forzarlos porque pueden saltar con sorpresa). Sí, creí que era todo y volví a la mesa canchero, amoroso, tierno y juguetón. Al andar ya estábamos en camino al lugar de encuentro y nuevamente me percato de que estoy hinchado: Veía venir la pedorrera y un tsunami de caca. Sólo quería sentarme, ya no daba más. Me reí dos segundos nervioso pensando en nuestro bloguito Akgar, para luego volver al estado de pánico. Sentí rabia de mí, rabia del mundo y me quería ir. Reflexioné y miré a mi princesa por millonésima vez en la noche. No hay salida Polakín, tenís que aperrar como sea.

Entramos a la habitación y nos ponemos coquetos. El chiquitín estoicamente sostenía peos y quizás cuánta mierda que quería ver la luz. Me hice el weón tres segundos y partí al baño, sólo para darme cuenta que la mierda de habitación del condenado motel ¡no tenía bidé! De pronto me dije a mi mismo "¡Pero momento! ¡¿Qué estoy pensando?! No puedo ponerme a cagar en ese momento. ¿Y ella? ¿Qué va a pensar? Noooo, todo mal".

Volví a sus brazos decidido a no soltar ni un gramo de gas ni de mierda y en treinta segundos me rendí. La traté como reina, como a quien dejas plantada por ir a cagar, así la dejé. Fui caballero para decir que debía ocuparme de un asuntillo antes de amarla así que partí más o menos digno al baño.

Me senté y repasando en mi cabeza las cosas que le dije, se podía resumir todo y sin mucha suspicacia que a fin de cuentas le dije: estai rica pero ya me cago. Ahora que recuerdo no era mucho, cagué algo poco y más que todo fueron gases varios, por suerte.

Luego de eso, mi problema. Me es imposible follar con la raja pasá a caca. Es que deberían prohibir el cacheteo con olor a mierda. Es que no puede haber alguna hueá más repugnante que follar con los pelos de la raja llenos mierda colgando como tarzanes en la selva. ¡No pasa nah señores!

Rápidamente tiré la cadena. Barrí la zanja con papel de mala calidad, ese que en vez de limpiar encera la raja de caca. Pasé a la ducha como todo un hombre seguro de si mismo y de su naturaleza animal.

Regresé donde la víctima esperaba, y volví winner con toalla en cintura y el pelo mojado. Limpio y bello listo para dar la guerra. Haciéndole saber que no olía a poto y que era un hombre preparado. Me pasé la película que la doncella quería puro saltar encima de mi bello cuerpecito.

Ahora imagino que ustedes estarán pensando en que no puedo ser más ordinario. Y bueno, lo mismo pensaron cuando con Enrikín nos propusimos crear este Blog. Son un par de roteques hablando de cochinadas. ¡Qué! Al final como ya hemos dicho, todos hacemos caca. Unos más, otros menos, unas más, otras menos.

En la mañana antes de que nos largaramos, fuí a echar la corta (orinar o mixionar, para nuestros amigos que nos visitan de otros países) y cuando levanté la tapa me fijé que con mis zurullos rayé el water con crayones. Seguramente ella vio que habían graffitis de mierda en el ídolo de loza, pero ya no era hora de avergonzarse. Ya había pasado de todo, ¡ja! Polakín el Toro. (Y no por los cuernos, reshushes).

14 comentarios:

pepa dijo...

hueeena!
me gustó caleta, está bacán contada! :D

spektro dijo...

la wea intima po loco... :D

Verónica Reyes Serra dijo...

Jajaja
Buena, buena, gran descubrimiento este blog.
¿Las historias son 100% reales? ¿O hay aquí ficción-realidad y pasajes que sólo ocurrieron en la imaginación del autor?
No, mejor no me contestes, prefiero que dar con la duda propia del lector.
Y menos mal que vio la evidencia que quedó en el trono al día seguiente. Igual es un poco mata pasiones la escena, jajaja.

Un abrazo.

RIPNE dijo...

"Es que deberían prohibir el cacheteo con olor a mierda".
Que notable frase, jajaja.

Anónimo dijo...

aaaaaaaa, literalmente "la cago"
bueno pero toma como consejo, si no poder controlar tus ganas de cagar, un enema deberas usar"

Con eso se acabaria toda la jodienda cagativa, al menos por un buen rato.

=EvilNet=

Joaco Urrutia dijo...

"En la mañana antes de que nos largaramos, fuí a echar la corta (orinar o mixionar, para nuestros amigos que nos visitan de otros países) y cuando levanté la tapa me fijé que con mis zurullos rayé el water con crayones. Seguramente ella vio que habían graffitis de mierda en el ídolo de loza, pero ya no era hora de avergonzarse"

"Es que deberían prohibir el cacheteo con olor a mierda".

jajaja
La wea notable

Gran blog
Saludos

NataliailataN dijo...

jajajajajaj

jajajajajajjajaj

Confieso que había visto links a este blog en varios otros, pero no había pasado por aquí.

Hoy, paso en primera instancia para responderle a Enrikín, que de alguna forma llegó a mi blog:

Qué onda? Parece q tuviste el mismo profe que otro que me posteó textualmente lo siguiente:

"Escribir, escribir, escribir", esa es la única receta que conozco y practico, gracias a la majadera influencia del profe de Redacción General que me tocó al iniciar mis estudios de Periodismo hace 18 años...

Ja!

En segunda instancia, me remito a ambos, Enrikín y el héroe de la última historia, Polakín:NO-TA-BLE BLOG.

Son pocos los blogs que, teniendo muchas palabras, me pescan en el primer párrafo.
Esos, señores, van a mis links.

Saludos a los 2!

N.

NadaPablo dijo...

jajajaja. Me cague de la risa por que una vez pasé por algo así, claro que era más joven y sin intenciones de otra cosa como don polakin, jajaja. Pero la deje esperando cerca de mi casa, en una escquina y monumentalmente corri a la mia .. cague y volví.

Me rio mucho sus historias.
Saludos.

Kathy_C dijo...

Jaja

AnYa dijo...

mu weno!!
=D

Team Sour dijo...

No podía esperar menos de ti polakín, ja ja ja!!!

www.fotolog.com/retretes dijo...

Hola,

estaria encantado de que utilizarais cualquiera de las imagenes de mi flog, mas aun si citais el origen de la fuente. Me alegra saber que hay quien valora el valor pedagogico de mi humilde trabajo :P
un saludo!

Andrea Garcia Donoso dijo...

Oiga! como no iba a comprenderlo la mujer, si cagar es humano otra cosa sería rara.... ahora eso de necesitar bidet no será de vieja??? y donde la vio motel con bidet! hahjahajhaajjaja
ahi si que me reí.
Eso saludos

Anónimo dijo...

El chiquitin casi le traiciona Jajajaja y se cagá en la cama!!!