22 febrero 2006

Mientras cagamos

Por: Polakín.

Hay varias actividades anexas a las funciones de evacuar, que se pueden hacer mientras cagamos. Mejor dicho, hay muchíiiisimas otras cosas que se pueden hacer mientras cagamos. Para optimizar el tiempo.

Leer, hacer puzzles, escuchar música, cortarse las uñas, pintárselas, depilarse, sacarse las cejas, ver tele, chatear, hablar por teléfono, jugar con el gameboy o el celular, comer para el desayuno, lavarse los dientes, sacarse puntos negros o reventar espinillas, peinarse, hacer nudos de corbata, afeitarse, exfoliarse la cara, mirarse en el espejo, ponerse crema, matar hormigas, fumar, masturbarse, lavarse los pies, bailar breakdance, escribir para un Blog y etcétera, etcétera, etcétera.

Hace algunas semanas, cargué en el celular un juego llamado Sexy Pocker. Así que cuando iba a cagar luchaba por empelotar a las minas que aparecían como mis contrincantes. Ahí no más eso sí, sólo eran caricaturas. Mi interés era desnudarlas por una cuestión de vencer.

Y hablando de juegos, cuando era chiquillo me llevaba un tetris pa’l baño. Tenía la misión de superar los 100 mil puntos. (¿Ustedes tuvieron uno? ). De color gris, era de los primeros tetris que salieron. Y no lo digo así como sobrándome por ello, si no porque las puntuaciones y bonificaciones eran escuálidas, a diferencia de los que aparecieron después, que por línea te daban 10 veces más puntaje que en el mío.

Hago la aclaración porque no faltará el infantil que dejará un comentario diciendo que fácilmente superó los 100 mil. Más encima, aparecieron unos aparatos que venían con 1000 diferentes juegos -que como muchos de ustedes recordarán- en realidad, sólo eran con suerte unos 15, y para hacer los 1000 ponían los mismos, pero le cambiaban los niveles, las vidas, la velocidad, etcétera. Y me da la impresión de que con esto desvirtuaron la mística del juego.

La cosa es que mi tetris sólo traía el tetris, era lindo y funcionaba. Con eso me bastaba. Lo usé mucho tiempo para ir a hacer caca, y no me paraba hasta que muriera. Se me llegaban a secar los restos de caca en el poto, pero yo no me paraba. Claro, en casos extremos donde se me dormían las dos piernas y un cachete, le ponía pausa al juego y me levantaba.

Extrañamente algo me hacía luchar y luchar, para poder sacar más puntaje, no sé. Algo tenía.

Recuerdo que en algún momento, no sé quién, me dijo que por estar tanto rato sentado me podían salir hemorroides. Sin saber qué cresta eran las hemorroides -y sin saber qué era exactamente lo que provocaba su aparición- comencé a sentir miedo de estar sentado tanto rato jugando y opté por dedicarle menos tiempo a cagar-jugar.

Otra cosa que hice una vez fue cortarme las uñas de las manos mientras cagaba. Quedé impecable, salvo que en algunas uñas de la mano derecha me fui al chancho. La consecuencia fue tortuosa: cuando me quise limpiar, me dolían los deditos, así que tuve que pasarme el papel por el poto con la mano izquierda, asunto que aumenta la dificultad de la labor.

¿Qué otras cosas se podrán hacer mientras cagamos?

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Dormir por supuesto. Sobre todo, despues de un mojon medio dureque, es practicamente un orgasmo. Y ahi quedas... vencido, y los ojos lentamente se te cierran junto con una pequeña sonrisa en tu rostro...

Al despertar queda la caga si po, pero eso es otro cuento...

Brunildo...

Anónimo dijo...

Los mas freak que he visto era un primo que cuando se sentaba en el trono se ponía a cantar, así que cuando lo escuchabamos cantar todos decíamos......"ya está cagando este weón...¬_¬".

Nono

Vitta dijo...

Yo suelo leer.
No es muy anormal... creo ke mucha gente hace eso... llevarse el mercurio al baño y leerlo trankilamente.

Alguien dijo...

En general yo no hago mucho mientras "evacúo"... aveces veo unas revistas que hay ahí o aveces mato hormigas... aunque de repente empiezo a hacer figuras con los cudraditos del "confor" xD jajajaja
Antes me quedaba como una hora en el baño... y mi mama me retaba u_u
aunque tambien escucho musica y canto :s xD jajaja
y como que en el baño cuando uno canta como que se escucha mucho más fuerte, y no tengo una muy buena afinación al momento de hacerlo u_u y mi hermano reclama :O
Saludos!

Deli dijo...

El suelo de mi baño es negro con manchitas blancas así que busco todas las figuras posibles que aparezcan desde que aprendí a ir sola al water, así como a veces la gente busca formas en las nubes. Hay un martillo gigante, un mounstro feo, un señor subiendose a un estante y mil cosas más. Un día hace poco encontré una nueva forma me sentí realmente feliz.

También busco letras en el papel confort, pero ahora mi mamá compra un papel higiénico más decente y ya no aparece nada. =(

tripacio dijo...

yo generalmente leo los rotulados de los envaces de chanpú, o la weá que sea que haya en el baño, sobre todo me entretengo con las nuevas adquisiciones de mi doña, quien agradablemente aporta gran material, la cosa es leer...

Anónimo dijo...

Yo llevo la guitarra, y aunque pocas veces, el violín.
Es un buen sector para estar en paz con tu música.

Anónimo dijo...

TOCAR GUITARRA, ELECTRICA!

Franchute dijo...

Hola amig@s! A la gran pregunta: "¿Qué se puede hacer en el trono?" o mejor dicho "¿Qué hacen ustedes en el trono?", mi respuesta es:

1)Aprovechar para hacerme unas pajas (hay muy pocos lugares que puedan igualar la comodidad que ofrece el trono para hacerse una buena paja; a veces tengo que luchar contra mí mismo para NO hacérmelas),

2)Leer maniáticamente (me llevo los libros que esté leyendo en ese momento o cualquier otro libro a mano),

3)Me encanta, sobretodo, hacer/recibir llamadas para una entrevista de trabajo mientras estoy cagando (mi filosofía es: total, como lo que nos van a pagar SIEMPRE es una mierda, aprovecho para cagarme en los desgraciados que me van a cagar más tarde... me llevo la agenda, los CVs, y por si acaso,el enchufe para el móvil/celular y los anuncios de los que espero una respuesta),

3.A) En ese mismo orden de ideas, aprovecho para enviar un SMS a alguien, o bien,
3.B) Escribo una carta, o las ideas que utilizaré más tarde en una carta,

4) A veces, si estoy muy enganchado con un libro, preparo mi defecación a lo grande: libro, teléfono, RADIO/CD, cigarrillos, sandwichs y cerveza. ¡Qué lindo es cagar escuchando buena música!,

4.A) ¿Y qué me dicen de fumarse un buen porro (¡o más!) mientras se está cagando? ¡Con música y cerveza es genial!,

5)Algunas veces, me llevo las cartas para hacerme un solitario.

6)Finalmente, a veces aprovecho para cortarme las uñas.

Otro visitante de este sitio (me pareció chileno por las expresiones que usaba) decía que él leía las etiquetas del champú (cosas que muchísimos hemos hecho infinidad de veces). Quería completar su comentario diciendo que a mí me gusta leer las instrucciones que vienen con los medicamentos, especialmente todas esos términos "técnicos", inhabituales -por no decir medio raros- y sobretodo larguísimos -como los componentes químicos- que suelen detallar. Me encanta leerlos con voz normal y pronunciarlos correctamente; después me reto a pronunciarlos cada vez más rápido.

Respecto de lo de cantar, personalmente prefiero cantar en la ducha: la Internacional, los himno de los varios países en los que he vivido, cantos de resistencia y también por supuesto cualquier otra canción "comercial" sin connotaciones de ningún tipo.

Enfin, una buena cagada "como Dios manda" (¿será este tal vez el undécimo mandamiento?), no estaría completa si no lanzácemos, antes de despedirnos y mandarlos expeditivamente de viaje, una mirada inquisitiva, curiosa y, porqué no (si la sesión de cagada ha sido especialmente buena) incluso enternecida a esos mojados y ya fríos mojones que una hora antes aún formaban parte de nuestro cuerpo, de nuestro ser más íntimo, cálido y profundo.

Ya se van, ya se pierden de vista, esos valientes trozos de nuestro ser que, sin tener aún plena consciencia de ello, mandamos cual exploradores intrépidos, cual aventureros desesperanzados, a enfrentarse con la horrible NADA que nos espera cuando nos llegue la muerte! ¡Adiós, caca, adiós! ¡Dále mis saludos al mundo! Ahora te vas con el agua fría del WC, para tí puede ser como la libertad o como un cruel abandono; pero, compañera caca, acuérdate de esto: la vida acaba haciéndonos mierda a todos y, con el tiempo, cuando las ciudades sean destruidas y los hombres regresen al campo, mi tumba olvidada, mis restos sepultos, recibirán también la caca de otro hijo de la gran puta que no pudo aguantarse más. Amén.

¡Espero que les haya gustado!

Luis Fernando dijo...

Alguien tiene esos versos que empiezan diciendo "En este mundo -sin pecar- no hay placer mayor que cagar, caga el pobre, caga el rico ... con un cigarro encendido, queda el culo agradecido, y la mierda en su lugar." Que me lo pasen a julcafer@hotmail.com, y lo publiquen aquí. Llevo tiempo buscándolos.

perruno dijo...

ya que os gusta este tema mirad a ver si os bajais un tema que se llama 'fumar cagando' de sfdk... toda una preciosidad
a mi lo que mas me gusta es enchufarme un buen cigarro/porro mucho mejor mientras se planta un buen pino!
salud!

Anónimo dijo...

Yo en una ocasion hace unos años me llevé un aparato de radio que estaba arreglando, conecte el soldador y alli sentando me puse al lio.

Despues leer, pensar,hablar a voces con quien este fuera, chatear desde que tengo portatil, alguna videollamada incluso con algun amigo.... Si hay algo que te gusta hacer, si lo haces a la vez que cagas es doblemente gratificante, lo digo yo.

SAludos peludos

Manuelita Palma dijo...

JAJAJ ME ENCANTA TU BLOG!!!

=)

Anónimo dijo...

A mí, me parece vergonzoso.

Franchute (¡otra vez!) dijo...

Queridos amig@s, "weone pué" (¿se dirá así?), POR FIN después de varios AÑOS de búsqueda en interné volví a dar con ustedes (y ya los agregué debidamente en mis favoritos).

Se me saltaron las lágrimas de la risa leyendo las increíbles vicisitudes de tant@s contribuyentes de la "ars defecatoria". ¡Qué lindo es cagar y; sobre todo, qué bueno! Como decía mi mamá, "comer y cagar, todo es empezar".

Aquí donde vivo (París) también las aceras están llenas de plastas de perros, y se habla de "slalommer" (esquivar, como en esquí) las contribuciones caninas al ""charme de la Ville Lumière. Hay veces que me gustaría munirme de alguna rama o material semejante para aventársela en el cogote al dueño del animalito. O embadurnar los parabrisas de algún coche. Yo también soy un hijo de puta, pero me reprimo (demasiado).

Pero bueno, a lo que iba: me extraña que yo sea, aparentemente, el único en pasar llamadas profesionales desde el Trono de la Sabiduría, la Fortaleza Inexpugnable (¡no me moverán de aquí hasta que yo lo quiera!).

No sé cómo será en sus países, pero aquí en las Galias, que dimos a la Humanidad avances tan importantes como el bidet (entre otras cosas), con tanta precariedad laboral como existe desde hace varios años, me parece perfectamente lógico y natural que con los trabajos de mierda de los que nos hacen dádivas y los sueldos aún más mierdosos (si cabe) que los caracterizan; me parece perfectamente lógico y normal (decía) hacer llamadas profesionales encaramados a la Cátedra del Saber que llamamos WC.

Dado que 18 llamadas sobre 20 se relacionan con trabajos de mierda y sueldos aún más mierdosos, a mí me encanta llamar a esos trabajos precisamente cuando estoy cagando y tener conversaciones surrealistas con el sorete jerárquico de turno. Me encanta hacerles comprender que los estoy llamando para hacerles perder su tiempo y faltarles el respeto que no se merecen al acompañar mis preguntas por los sonoros clarines de pedos +/- líquidos o los inequívocos ruidos de otra asquerosa plasta de mierda estrellándose contra la porcelana; fría y muda testigo de las partidas de los restos de mis ingestas.

Trabajé hasta hace poco en una oficina en la que, como es lógico, los baños eran compartidos (nada de baños individuales). Llega un momento en el que uno es capaz de asociar el olor dejado por un culo con el de su dueño correspondiente. Cosa curiosa, cuanto más elevada sea la posición jerárquica del culo, más propensión tendrá su dueño a:

- no tirar de la cadena,

- no utilizar el desodorante previsto para ello,

- ausencia, curiosísima (al menos para mí) de papel higiénico usado: ¡mis jefes y los jefes de mis jefes no se limpian el culo! Sabía que en el fondo eran unos cerdos, pero tanto como eso, confieso que no me lo esperaba.

Una vez, en un pequeño baño situado entre 2 despachos y cerca de mi cubículo, no puede resistir a la tentación y dejé un cartel diciendo "somebody forgot his ID picture in here" (alguien se olvidó su foto de identidad aquí adentro) con una flecha hacia abajo indicando el retrete donde flotaban, abandonados, lo mejor de lo mejor que producía uno de los 2 hijos de puta que limitaban con ese baño. Uno era canadiense y el otro un hijo de la gran Bretaña, ninguno se atrevió a decirme nada a pesar de saber, ambos, que yo era el autor y que soy un triste "oficinista de morondanga". Me prometí que la próxima vez mi cartel diría "ahora es la foto de familia" (lástima que se guardaron de darme la ocasión).

Hasta la próxima, y que caguéis placenteramente, como Dios manda.

El Franchute

Anónimo dijo...

tambien esta quien se popne a buscar esto con un portatil mientras caga y se le seca la mierda de estar media hora leyendo los comentarios